Qué es el hipertiroidismo y a quiénes afecta

El Sistema Provincial de Salud puede realizar el diagnóstico oportuno a pesar de la pandemia.


La jefa de la unidad de Patología Glandular del hospital Padilla, Mariela Luna, advierte los síntomas que pueden presentarse por el hipertiroidismo y sostiene que desde el Sistema Provincial de Salud se puede realizar el diagnóstico oportuno a pesar de la pandemia.

“La tiroides es una pequeña glándula con aspecto de mariposa, que está en la parte anterior del cuello, muy cercana a la piel y es la encargada de controlar su función con impulsos, estímulos, que vienen de la glándula de la hipófisis localizada en el interior del cerebro. Esta glándula puede funcionar normal o produciendo hormonas demás o de menos”, explica la referente.

Es así que el hipertiroidismo aparece cuando se produce una gran cantidad de hormonas, ésta situación en el mayor porcentaje de los casos es de origen autoinmune. Esto significa que anticuerpos que deberían proteger a la glándula comienzan a agredirla, y esa agresión se manifiesta en una inflamación glandular generando el aumento de la producción de hormonas.

Es por ello, subraya la médica, que el paciente debe estar atento a los siguientes síntomas: cambios de humor, mayor nerviosismo, sudoración en las manos, irritabilidad, aumento de frecuencia cardíaca y del ritmo evacuatorio, episodios de diarrea. Todas estas situaciones deben motivarlo a la consulta con un especialista.

“Esta patología se diagnostica de manera sencilla, con una consulta clínica, el examen físico, laboratorio y ecografía de glándula tiroides. El Sistema de Salud Público está atendiendo con esta situación epidemiológica actual a través de telemedicina. Se debe llamar a Salud Escucha (0800-4444-999) y allí se orienta al paciente sobre cómo continuar”, detalla.

La determinación hormonal se hace en el hospital, al igual que la ecografía para diagnosticar.

Hay distintas formas de tratamiento para el hipertiroidismo: con fármacos por tiempo prolongado durante 8 meses a un año; otra alternativa es la extirpación quirúrgica de la glándula; y la tercera opción es el uso de yodo radioactivo. Al ser una enfermedad autoinmune puede reaparecer pero con un correcto control de la misma puede volver la persona a su vida normal. La consulta en estos últimos tiempos mejoró gracias a la difusión de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías. No dudan en consultar que es algo positivo en estos tiempos”, cierra la especialista.

BREVES