Vulvovaginitis: qué es y cómo prevenirla

Higiene, alimentación balanceada y controles periódicos: las claves para prevenir la afección.

"Es una de las consultas más frecuentes en el consultorio de mujeres de todas las edades. Se puede dar a raíz de muchas causas, pero una de las más comunes es la incorrecta higiene de la zona", expresó la doctora Adriana Cáceres Blasco del consultorio de admisión de la Maternidad.


"Generalmente las pacientes llegan por picazón en la vulva, que a veces puede ir acompañada de una secreción o flujo de los genitales. Este es diferente ya se presenta color y olor, diferente al flujo normal que es incoloro e inodoro", aseguró la especialista.

Siempre recomendamos a las niñas, adultas y mujeres en etapa de climaterio que la higiene habitual sea con un jabón neutro o bien solamente agua, ni en exceso ni en carencia, es decir lo justo y necesario; y si usan protectores diarios que no tengan perfume. Además, dijo que, tanto luego de una relación sexual, como después de alguna actividad física o de estar en la pileta, la higiene debe ser exactamente la misma de siempre y tratar de tener el área lo más seca posible, sin humedad.

En relación al secado, la ginecóloga recomendó una toalla de uso personal que sea higienizada con jabón neutro, no con productos agresivos como lavandina o aquellos con los que se acostumbra lavar ropa en general o suavizantes.

Cáceres Blasco explicó que las normas de higiene en una mujer se inician desde la niñez, donde el pediatra debe enseñarle a ella y a su mamá como mantener la asepsia de su zona íntima, y luego en su etapa joven, un ginecólogo continuará con las recomendaciones: "Siempre decimos que la limpieza luego de ir al baño debe realizarse de adelante para atrás, de manera que no se arrastre materia fecal hacia el aparato urinario, ya que puede ser vía de entrada de gérmenes y producir una infección urinaria".

En ese sentido, la profesional aseguró que una de las causas más comunes de consulta se da por infecciones urinarias: "Muchas veces estas son asintomáticas, por lo que es importante siempre mantener la higiene". En tanto agregó que algo que se tiene poco en cuenta para prevenir las infecciones es la ingesta de agua que, por lo que recomendó beber 2 litros de agua por día para mantener la vía urinaria permanentemente con un flujo de orina que va a impedir que se produzcan complicaciones.

Por otra parte, mencionó hábitos de alimentación saludable con incorporación de frutas, verduras y proteínas, para una dieta equilibrada, lo que permitirá tener un buen sistema de defensas que protegerán al cuerpo de enfermedades infecciosas. "Mientras una persona sana mantenga niveles normales de higiene y alimentación, mantendrá el nivel de PH normal¨, indicó.

Otro tema muy común en época estival, es la depilación donde muchas mujeres hacen uso de cremas depilatorias en la zona vaginal, las cuales, según la doctora, no son recomendables con respecto a esta problemática ya que pueden producir lesiones importantes en la vulva.

"Ante cualquier cambio en la secreción se debe realizar una consulta a un médico, y en el caso de madres de niñas, si ven algún cambio o tienen alguna duda, lo deben hacer con su pediatra quien las guiará". Además, hizo hincapié en el control periódico dentro de la evaluación general de la niña, sobre todo con respecto a los parásitos.

Luego cuando la mujer es joven debe realizarse estudios como el Papanicolaou. Para finalizar, la ginecóloga solicitó que, ante cualquier malestar, no concurran a farmacias para adquirir productos sin realizar antes una consulta con un médico especialista. Y cerró: "Todas las mujeres deben realizarse un chequeo anual básico. No debemos estar enfermas para concurrir al médico. La consulta se debe hacer en estado de salud bueno para poder conservarla".

BREVES