Los Talleres Protegidos cierran el año con una institución renovada

En esta oportunidad, se habilitaron los nuevos baños accesibles para personas con discapacidad.

En el último día laboral del año, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, junto a la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Lorena Málaga, visitó los Talleres Protegidos del Sagrado Corazón de Jesús, para saludar al personal y conocer las recientes reformar del lugar.

La pandemia no ha impedido que los operarios, que asistían diariamente a los Talleres Protegidos, sigan produciendo desde sus casas. La falta de actividad presencial, permitió que se realizaran remodelaciones y ciertas obras en el lugar. En esta oportunidad, se habilitaron los nuevos baños accesibles para personas con discapacidad.

Participaron de la visita, el director del espacio, Gabriel Marañón, la coordinadora del Ingenio Cultural, Susana Robles; el secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones, Matias Tolosa; el subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Juan Emdan; y los asesores Virginia Posse e Ignacio Velárdez, entre otros.

Al respecto, Yedlin expresó: “En el último día laboral del año, cerramos con una temática muy importante para nuestra agenda, que es la discapacidad. El Ministerio cuenta con esta institución, los Talleres Protegidos, un dispositivo de la Dirección de Discapacidad en donde los concurrentes vienen a aprender diferentes oficios. Este año, en el marco, de la cuarentena, no tuvieron actividades presenciales, pero sin embargo no han dejado de producir. Muchas de las producciones estuvieron volcadas a la pandemia: barbijos, ambos y distintos elementos de cuidado sanitario”.

"Aprovechamos para acondicionar la institución, hicimos algunas obras, con la idea también de volcar todas las actividades y servicios de la Dirección de Discapacidad hacia este espacio. Terminamos un año con más derechos, con más beneficios, con la vacunación en curso y con esperanzas fundadas de poder volver a una normalidad más presencial, como indica el gobernador Juan Manzur”, concluyó el ministro.

Por su parte, Málaga destacó: “Los Talleres Protegidos son un espacio en donde asisten diariamente 44 operarios, en donde se trabaja la construcción de la inclusión social de ellos y su desarrollo. Hoy particularmente, por pedido del ministro Yedlin, estamos habilitando nuevos baños que implican una mejora en cuanta a accesibilidad de las personas con discapacidad que trabajan en este lugar”.

Asimismo, agregó que “es una institución que ha sido remodelada por completo, quedando en condiciones óptimas, para que cuando pase esta pandemia, los operarios puedan volver. Queremos que la inclusión social sea una realidad y no una expresión”.

También, Marañón detalló: “Estamos cerrando un año atípico, en donde tuvimos muchos altibajos con respecto a la pandemia, pero desde los Talleres nunca hemos dejado de hacer actividades y de ofrecer alternativas a los operarios. En este contexto, nos pone muy contentos poder inaugurar estos nuevos baños. Aprovechamos todo este tiempo para hacer remodelaciones, ampliar algunos ambientes y poder generar todas las condiciones para que las personas que asisten estén en un lugar optimo”.

Por último, Noelia Cruz, operaria del lugar, compartió: “Desde el 2002 trabajo acá, y puede decir que desde la última gestión, ha significado un gran crecimiento para los talleres. Se formo un hermoso grupo de trabajo, en mi caso forma parte de la cocina y puedo decir que el cambio fue positivo”.

A partir del próximo lunes 4, se retomarán las actividades y talleres de la COTAPRO, a las que podrán asistir los operarios con todos los protocolos correspondientes. Principalmente, las actividades que se desarrollaran son de gastronomía, textil, carpintería y huerta.

BREVES