El BAS llega a los barrios El Colmenar, 130 Viviendas, Santa Rita y Victoria II

El acento está puesto en la pesquisa de pacientes con sintomatología.

Los equipos sanitarios recorren las áreas operativas Mariano Moreno, Noroeste y Sudoeste en la búsqueda activa de sintomáticos compatibles a Covid-19 que no se encuentren bajo control médico.

Desde hace un mes comenzó la tercera fase de la Búsqueda Activa de Febriles (BAF), que debido a la realidad sanitaria se convirtió en Búsqueda Activa de Sintomáticos (BAS), ya que el acento está puesto en la pesquisa de pacientes con sintomatología. Además, hacen hincapié en personas con comorbilidades como diabetes, obesidad, hipertensión, asma, mayores de 60 años y mujeres embarazadas para la realización de controles clínicos exhaustivos.

La importancia de la presencia de estos operativos en barrios vulnerables de la provincia es destacable, ya que muchas de esas personas no llegarían a solicitar atención médica en el sistema de salud, o llegarían a los servicios en condiciones de mayor compromiso porque no han tenido una evaluación temprana.

Una vez que los agentes socio sanitarios realizan el relevamiento casa por casa, los pacientes moderados son derivados a la policlínica de referencia del lugar para que se les realicen estudios como radiografía pulmonar, análisis de laboratorio y reciban una evaluación por el médico clínico. Con base en esto, determinan qué tipo de aislamiento deben cumplir, ya sea que puedan quedarse en su domicilio o requieran de internación en un Centro de Aislamiento dispuesto por el Ministerio de Salud Pública.

Se estima que el 70% de los pacientes que son hisopados en los operativos, se encuentran en sus domicilios, sin demanda de atención y que están cursando alguna sintomatología. Algunos de ellos pueden llevar varios días de síntomas, por lo que estos operativos permiten identificar a esas personas y realizarle el abordaje correspondiente.

Con respecto a las personas aptas para realizar tratamiento con Ivermectina, el BAS les ofrece llevar a cabo este método, que forma parte de un protocolo provincial, en pos de bajar la carga viral. El mismo es previamente explicado por profesionales médicos y controlado telefónicamente por el Siprosa.

BREVES