• Alimentación
  • Cómo comer para tener un estilo de vida vegano saludable

    El veganismo es un estilo de vida que surge del cuidado ambiental, el respeto a los animales y el medioambiente.

    La nutricionista del CAPS Villa 9 de Julio, María Emilia Jarma, explica en qué se basa este estilo de vida que está íntimamente ligado al cuidado del medioambiente y los animales. La nutrición correcta para estos pacientes.

    El veganismo es un estilo de vida que surge del cuidado ambiental, el respeto a los animales y el medioambiente. Se desprende del vegetarianismo, pero la diferencia es que la persona vegana no consume nada de origen animal, ya sea ropa, cosméticos, y por supuesto la alimentación”, cuenta la profesional. 

    En este sentido, productos como el huevo, quesos, cremas, son descartados y se lleva una vida sin consumo animal.  

    “La persona que pasa a ser vegana es porque ya viene con un estilo de vida o patrón alimentario desde el vegetarianismo. Lo importante es consultar con un profesional para ver si los registros de los nutrientes son correctos, si está bien alimentado y suplementado sobre todo con las vitaminas del complejo B, el hierro”, recuerda. 

    Y continúa: “Cuando se toma la iniciativa o primer paso en este cambio de hábitos, hay que saber que todos pueden hacerlo. Siempre que sea cuidado y guiado por especialistas, no hay inconvenientes. Lo importante es saber si esa alimentación está siendo cubierta en cuestión de micro y macronutrientes. Si saco algún grupo alimentario siempre hay que suplementarlo porque si no puede modificar nuestra calidad de vida”. 

    Luego ejemplifica: el hierro se puede suplementar con moringa; la creatina es muy importante en este tipo de suplementación, los frutos secos por el calcio, el magnesio y el selenio; las semillas como la chía y lino, por la fibra, el calcio y el magnesio que aportan. 

    “El orden y la organización es vital para el éxito del estilo de vida y para todo cambio en la alimentación. Invitamos a todos los pacientes a que consulten con un nutricionista, que se hagan también análisis de sangre para chequear cómo están orgánicamente y así saber si es necesario la suplementación”, concluye.


    BREVES